Cómo invertir en bienes raíces

11/06/2020
Compartir en:
Te comparto cómo puedes emprender en bienes raíces y generar un flujo de ingresos adicional y constante:
Paso 1: Haz dinero sin dinero
Si no tienes recursos para empezar a invertir en bienes raíces o para emprender tu negocio, pregunta a tus familiares (papás, tíos, primos, abuelos) y amigos si alguno de ellos está vendiendo un terreno, departamento, local, oficina o cualquier propiedad. Quizá tú conozcas a alguien que quiera comprarla y puedes ayudar con la venta a cambio de una comisión del 3%. No tienes que ser broker de bienes raíces, basta con tener bien identificado el precio de mercado comparando precios de propiedades similares anunciadas en plataformas digitales. Si se vende en dos millones de pesos, por ejemplo, te llevarías 60,000 por la venta. Concreta esto dos o tres veces para acumular las ganancias y ve al paso 2.
Paso 2: Compra en preventa
La inflación anual en México varía entre el 4 y el 6%, pero en la industria de la construcción es del 12 al 15% debido a la naturaleza de sus insumos: varilla, concreto, acero, entre otros. En lugar de tener tu dinero en el banco, adquiere un inmueble en la primera fase de la preventa de un desarrollo pagando entre el 10 y el 20% de enganche. De esta forma, aunque tu inmueble no esté terminado aún, va a estar generando del 12 al 15% de plusvalía al año por el aumento de precios en la industria de la construcción. Repite este paso cuantas veces te sea factible y observa cómo crece el valor de tus propiedades con los años, al mismo tiempo que te generan ingresos del 10% por concepto de renta en el caso de departamentos.
Paso 3: Conviértete en desarrollador
Si quieres retornos de entre el 25 y el 40%, te puedes convertir en un desarrollador sin ser un experto en el tema. Investiga qué necesidades hay en el mercado inmobiliario según las tendencias y demografía de la ciudad. Después detecta en qué zona se pueden satisfacer esas necesidades y busca terrenos en donde construirías propiedades adaptadas a las demandas del mercado según tu investigación. Se va a requerir más capital, pero si el proyecto es bueno, no van a faltar inversionistas que deseen participar. Además puedes lograr aportaciones de terrenos, como expliqué en un newsletter anterior.
Tu papel como desarrollador será estar al pendiente de los trámites burocráticos para que todo se dé en tiempo y forma, así como contar con un arquitecto y constructora de confianza.
Esto requiere de paciencia porque el proceso es desgastante y la curva de aprendizaje es lenta, pero una vez dominado, vas a poder desarrollar y generar nuevos flujos de ingresos.

Consideraciones

1. El camino es largo. Las bienes raíces funcionan gracias al tiempo, así que ten paciencia.
2. Due diligence: investiga a la empresa o persona con la que se va a hacer el negocio para asegurarte de que la propiedad que vas a comprar esté en orden y sea rentable.
3. Compra propiedades si fueras a ocuparlas tú, sobre todo si es residencial. Eso asegurará que tenga una calidad aceptable en el mercado. Además, quizá algún día se la puedas dejar a tus hijos y deseen vivir en ella.
Si quieres aprender más sobre real estate, inscríbete a mi curso presencial de Negocios Inmobiliarios, en donde abordaremos con más detalle cómo armar un plan de negocios desde cero en materia de bienes raíces. Visita la sección de cursos para más información.