Crea tu patrimonio

16/12/2020
Compartir en:

En México, es una realidad que el ingreso promedio apenas alcanza para satisfacer las necesidades básicas. El salario se va más rápido de lo que llega simplemente pagando las cuentas del mes. A veces, aspirar a salir de vacaciones o incluso ahorrar para el retiro es impensable. Por eso mucha gente tiene la sensación de que jamás llegará a construir un patrimonio.

¿Cómo puedes hacer crecer tu dinero? O específicamente… ¿cómo crear patrimonio?

Quiero darte tres consejos.
1. Comprar un inmueble: tener tu propia casa, local, o terreno te ayuda a incrementar tu patrimonio a través del tiempo. Es un bien duradero que con los años asciende de valor gracias a la plusvalía y a las condiciones del mercado. Con ello comienzas un camino más concreto y agresivo de creación de patrimonio.
2. Planes de ahorro: haz el cálculo de tus gastos mensuales, y luego detecta aquellos de los que pudieras prescindir o al menos reducir, como el café diario, uber-eats u otros. Con un pequeño esfuerzo y disciplina, cada mes puedes destinar esos ahorros a inversiones a largo plazo para que el interés compuesto actúe a tu favor construyendo patrimonio.
3. Inversiones: hoy existen miles de recursos para aprender a invertir de manera segura, desde libros, podcasts y canales de youtube, hasta cursos en línea y asesorías personalizadas. Hay todo tipo de instrumentos de inversión: cetes, udibonos, bienes raíces, bolsa de valores, fintechs, entre otros. Encuentra el equilibrio en el que te sientas cómodo entre riesgo y ganancia: recuerda que a mayor riesgo, mayor rendimiento y viceversa. Documéntate muy bien antes de lanzarte a realizar una inversión y diversifica para minimizar el riesgo.
Desconfía de aquellas opciones que prometen mucho a cambio de poco, y ten en cuenta que en estos casos se requiere de tiempo para que tu dinero te brinde grandes rendimientos gracias al interés compuesto.
Estos tres puntos pueden darte una idea para empezar a construir un patrimonio.
De cualquier forma, es importante que te acerques a un especialista en finanzas personales para que puedas confeccionar un traje a tu medida.
A veces nos resulta incómodo hablar de nuestras decisiones financieras, pero piensa que es como una terapia: es confidencial, y tal vez puedas sacar provecho de nuevas ideas y sistemas. Siempre se puede mejorar y aprender cosas nuevas.
Escucha más sobre este tema en mi podcast. Lo puedes encontrar en Spotify o en Anchor. ¡No olvides compartirlo!