Desarrollo inmobiliario

28/06/2020
Compartir en:

Se habla mucho de innovación disruptiva y reconozco que hay mucho valor en ese concepto, pero déjame contarte un camino que me ha funcionado y que considero muy fácil de ejecutar en cualquier industria.

Este camino básicamente consiste de 3 pasos: empezar desde cero, generar hallazgos y mejorar algo del mercado.

Te explico.

Cuando inicié mi primer desarrollo no entendía muchos conceptos, como la lotificación, densidades, usos de suelo, ni de lineamientos municipales y estatales, entre muchas otras cosas que me sonaban en chino. Pero al poner mis manos a la obra, fui descubriendo paso a paso en qué consistía cada elemento, entendí cómo está compuesta la industria del desarrollo inmobiliario, los engranes de la maquinaria y los comportamientos del mercado. Esto me generó más preguntas.

Por eso comencé a hacer algo que no hacía antes, empecé a observar la competencia para entender qué hacían, cómo lo hacían y en cuánto lo vendían. Esto fue un parteaguas en mi carrera, ya que así pude hacer desarrollos con un mayor costo-beneficio. Básicamente he mejorado ofertas ya existentes en el mercado, ¡sin reinventar el hilo negro!

Soy Gus Marcos, y quiero compartirte estos aprendizajes para que te vaya mejor en los negocios y que esto sea un motor para el resto de tu vida.

Escucha esta historia en mi podcast y ayúdame a construir una comunidad de impacto, al compartir mis mensajes en instagram y facebook.