Savers

27/11/2020
Compartir en:

La pandemia del COVID-19 y la contingencia sanitaria pusieron al mundo y a la economía de cabeza en cuestión de semanas. Pero en medio de esta turbulencia, mis socios y yo tuvimos la visión de armar un proyecto que atendiera a necesidades específicas del contexto y que generara empleos seguros.
Este emprendimiento es el de los cubrebocas SAVERS, que están hechos de neopreno de alta resistencia, son reutilizables, y efectivos para prevenir contagios. El proyecto lo armamos en apenas 28 días, desde las cuestiones de material y producción, el setup de la página web, la creación de la marca y la logística de entrega. Al momento se han hecho más de 6 mil envíos, pero lo que nos hace sentir más orgullosos de este esfuerzo, es que da empleo directo a 30 personas.
Esta oportunidad, ahora convertida en empresa, resalta la importancia de estar presentes en las redes sociales. Me explico: el proyecto se hizo posible gracias a que dos chavos, Francisco Mejía y Rubén, de 21 y 20 años respectivamente, me contactaron en su momento a través de mi cuenta de instagram. Rubén me comentó que podía producir cubrebocas en la fábrica de su negocio familiar, y Francisco me ayudó a armar y organizar la idea en lo digital.
Es decir, que gracias a mi presencia en redes y al contenido que comparto, surgió una valiosa oportunidad de negocio en tiempos de crisis que además contribuye a cuidar la salud de todos. Una vez bautizado el producto con el nombre de SAVERS (con ayuda de amigos Pablo Marín, Ramiro Garza y Rorro Echavez), mi trayectoria y marca personal como emprendedor ayudaron a la credibilidad del proyecto y a que tuviera una penetración exitosa en el mercado.
El hábitat del emprendedor nato es el entorno complejo y siempre cambiante. Logramos integrar los elementos necesarios en tiempo récord porque actuamos rápido, con sentido de urgencia. Además trabajamos en equipo y tuvimos la visión para hacerlo realidad.
SAVERS ha sido un hallazgo valioso, una historia de éxito que nos enseña que las cosas suceden cuando estás dispuesto a enfrentar los retos y a convertir lo malo en bueno a través de tu esfuerzo.
Escucha un poco más sobre este tema en mi podcast. Lo puedes encontrar en Spotify o en Anchor. ¡No olvides compartirlo!